TRASPLANTE CAPILAR

 

TRASPLANTE CAPILAR

El trasplante capilar es una técnica quirúrgica que se caracteriza por la extracción de unidades foliculares capilares, mediante microdisecciones de las zonas más densas del cuero cabelludo (zona donante), para luego ser implantados a través de pequeños puntos de incisión en el cuero cabelludo de las zonas donde se ha caido el cabello (zona receptora), respetando las características, necesidades, fisionomía y especificidades de cada persona.

Si bien es una intervención quirúrgica muy sencilla, ambulatoria y prácticamente indolora, es un procedimiento que necesita de un equipo médico y auxiliar cualificado ya que precisa del uso de anestesia local y requiere de unos controles posteriores para lograr un resultado óptimo.

En función de los resultados obtenidos tras las evaluaciones, exámenes capilares y estudios de ADN, se decide cuál es el método más adecuado para cada paciente

Método FUE

La Extracción de Unidades Foliculares, Follicular Unit Extraction en inglés, es uno de los dos métodos principales para obtener unidades foliculares individuales, dobles, triples o más, que contienen de uno a cuatro pelos, a través de un instrumento quirúrgico especial para el trasplante capilar.

En un período de aproximadamente 2-3 horas se hace la recogida de las unidades foliculares. La selección de las unidades a extraer se determina de acuerdo con una distancia mínima que debe existir entre puntos de extracción y siempre respetando que se haga en zonas que no estén afectadas por la hormona DHT (dihidrotestosterona) causante de la pérdida del cabello. Estas unidades foliculares son cuidadosamente manipuladas y evaluadas, eliminando las que se encuentren en estado de degradación por su inviabilidad para el proceso de trasplante.

Las unidades foliculares son tomadas normalmente de las zonas laterales y posterior de la cabeza ya que esos folículos tienen la capacidad genética de crecer toda la vida.

Una vez terminada la extracción se inicia la implantación de todas las unidades foliculares saludables obtenidas en la fase anterior. Se calcula minuciosamente el proceso de implantación, teniendo en cuenta que los pelos se relacionan de forma tridimensional.

Este método es mínimamente invasivo, se pone especial cuidado a la extracción de unidades foliculares punto por punto evitando que se dañen, no requiere de cortes ni suturas por lo que el proceso de cicatrización es rápido, se completa en 3-4 días, y no deja cicatrices visibles más allá de unos puntos enrojecidos por la microdisección. Nos permite ver resultados inmediatamente tras la primera sesión, siendo recomendado para el tratamiento definitivo de la alopecia y para la reconstrucción de trasplantes capilares u otros procedimientos mal ejecutados.

Método DHI

La  Implantación Directa de Cabello, Direct Hair Implantation en inglés, es una variación de la técnica FUE. Después de sacar los folículos de la zona donante por micro motor o por el método manual, se implantan en la zona necesitada a través de este método.

Lo que hace especial este método de implante capilar es que cada folículo se implanta uno a uno  por separado utilizando un instrumento médico llamado “Choi Implanter” o “Choi Pen”.

El uso de este instrumento es importante ya que permite a los médicos controlar no sola la profundidad, sino también la dirección y el ángulo donde se coloca cada injerto, es tan preciso que permite obtener unos resultados visibles y naturales particularmente de la línea capilar frontal y conseguir una recuperación del paciente mucho más rápida.

Con este método de implantación capilar no es necesario rasurar la zona de implantación. 

Pide cita en cualquiera de

nuestras clínicas

Llámanos al +34 698 938 302 o si lo prefieres

¡Rellena el formulario y te llamamos nosotros!

He leído y acepto la Política de Privacidad

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?